Passa al contingut principal

Entrades

Destacats

Quan lliguem la sopa sabrem la veritat

"Francine sacaba el gratén del horno. La mesa estaba puesta en torno al vino tinto, en parte Alicante y en parte jacquez, esa cepa prohibida. Pero se trataba de viñas muy antiguas y Francine era teniente de alcalde. Se hacía la vista gorda ante aquellas vides que habría habido que arrancar mucho tiempo atrás.  Cuchillo y tenedor en mano, con los dientes y la punta en alto, como es debido, el pastor, ya sentado, hacía entender con toda su achaparrada persona: «Bueno, ¿qué? ¿Es para hoy?». Los tres perros, bajo la mesa, se disponían a atrapar a bocados los restos del festín.  —¡Mira este, que no me echaría una mano ni muerto! —Francine señalaba al pastor con mano resuelta.  —Me ha dicho usted que era demasiado torpe.  —¡Ah! ¡Eso es verdad!  El pastor era Pascal, hijo único de una familia acomodada que había dejado a los suyos porque su madre engañaba a su padre. Se había marchado sin decir palabra, en secreto. Tenía diecinueve años. Su madre venía a por él hasta los pastizales cas…

Entrades més recents

Ens amaguem dels antidisturbis entre el sofregit i la picada

Perseguit fins a la mort mentre es cou la pularda

Un 'boeuf bourguignon' per al sopar més important de la teva vida

La sopa dels mil noms servida amb excuses diverses