divendres, 29 d’agost de 2014

Llacets a la carbonara de Giuseppe Culicchia

"Algunas noches de verano Alice y yo nos quedábamos a dormir en casa del abuelo. El caso es que nos pasábamos la tarde en su casa jugando al escondite dentro de la casa, en la buhardilla y el huerto, y cuando venía nuestra madre a buscarnos de vuelta de una de sus visitas a la parroquia nosotros corríamos a abrazarlo y no nos despegábamos de él ni muertos. Él se reía y nos invitaba a quedarnos, pero aclarando que en la nevera solo tenía comida para tres. Entonces ella hacía ademán de protestar, pero luego seguramente se acordaba de la herencia en juego y se largaba. Satisfecho, el abuelo ponía a hervir el agua para la pasta. Y mientras Alice y yo jugábamos a la brisca sentados en el patio sobre taburetes de madera tallados con el tronco de un árbol, él prepararaba la salsa de la carbonara. De repente, de la ventana de la cocina salía un olor buenísimo de tocino, cebolla, huevo y parmesano. Y cuando el abuelo nos llamaba, dejábamos como estaban las cartas y nos lanzábamos dentro a lavarnos las manos. Una vez en la mesa, el abuelo nos llenaba los platos con una montaña de pasta y de salsa. Él en el suyo molía un poco más de pimienta, que nosotros nunca queríamos. Luego nos decía «Buen provecho» y nosotros respondíamos «Igualmente», y poníamos a trabajar las mandíbulas. La pasta a la carbonara del abuelo era fabulosa, y siempre acabábamos mojando el pan en la salsa. Al final no quedaba nada en el plato, tanto que el abuelo siempre hacía como que se enfadaba, «Carajo, como sigáis así me vais a gastar los platos», y luego sacaba de la nevera o de la cómoda algún dulce, un par de helados, una tableta de chocolate o un paquete de torcetti de Lanzo."

Giuseppe Culicchia (2007). El país de las maravillas. Madrid: Edaf (pàg. 84-85, "Carbonara").

Llacets a la carbonara

Ingredients

300 g de llacets de pasta
200 g de bacon tallat a tires
2 ous
2 tasses de crema de llet
2 tasses de formatge parmesà ratllat
Oli d'oliva, sal, pebre negre

Es posa a bullir la pasta amb aigua i sal. Mentrestant es prepara la salsa per poder-la afegir a la pasta quan estigui cuita. Es fregeix el bacon en una paella amb oli d'oliva i quan està es deixa escórrer damunt d'un paper absorbent. En un bol es barregen bé els ous, la crema de llet i el formatge ratllat, i després s'hi afegeix el bacon. 

Quan la pasta està cuita (poc cuita, perquè després haurà de tornar al foc i es courà una estona més), es cola i es torna a afegir a l'olla. S'hi afegeix la salsa i es deixa a foc lent tot remenant-la fins que s'espesseix la salsa (1-1,5 minuts aprox.). Se serveix als plats i s'hi afegeix un pessic de pebre negre acabat de moldre.

1 comentari:

  1. Després d'un descans estiuenc, tornem amb més receptes. Igual que en el conte, als meus fills els encanten els llacets a la carbonara que els fa la iaia Fina i, com ells, tampoc no hi volen veure l'efecte de carbó que hi fa el pebre negre mòlt al damunt... Bona rentrée i bon profit!

    ResponElimina